AudioKat utiliza cookies propias y de terceros por tres motivos principales: mejorar su expericencia como usuario, realizar estadística de acceso a este sitio web y gestionar la publicidad. Las cookies son pequeños archivos de texto que se almacenan en su navegador y facilitan la interactividad con los distintos sitios web que visita. Si pulsa en 'Aceptar' entenderemos que ya ha sido informado y dejaremos de mostrarle este mensaje de advertencia.

Aceptar

AudioKat. Logo
                     
Los conciertos de AudioKat…
Artista DestaKado
Fernando Rubio —> DestaKado en AudioKat...
Zona TV de Fernando Rubio...
Fernando Rubio
DestaKadosConciertosNoticiasZona TV+ RecursosInicio

click para cerrar...
(ampliar foto...)
Influencias
James Brown
Iggy Pop
InformaciónBiografíaDiscografíaZona TV
Biografía

Vale, yo soy Iggy Pop y esta es mi vida:

Nací en Michigan en 1947. Mamá y papá eran trabajadores totalmente legales; él era profesor y ella, secretaria de dirección. Vivíamos en Coachville, en un remolque, puesto 96, 3423 Carpenter Road. A los cinco años tocaba la batería, con ocho años escuché a Sinatra por primera vez y quise ser cantante. Era listo en el colegio, pero no con los deberes. En décimo grado formé el grupo Iguanas, un grupo de rock. Editamos un single en el verano de 1965 y conseguimos una actuación en el norte de Michigan, en un local llamado Ponytail Club. !Increíble!, un empleo profesional lejos de casa, cinco actuaciones de cuarenta y cinco minutos cada noche, con quince minutos de descanso entre cada actuación, durante seis noches a la semana, en una cabaña con agua fría, cinco colchones en el suelo y un enchufe. El sueldo era de cincuenta dólares semanales. Enchufábamos el tocadiscos y escuchábamos Out of our Heads (Rolling Stones) y Bringing it All Back Home (Bob Dylan) durante todo el verano.

Empecé a ser salvaje; me dejé crecer el pelo hasta los hombros y me lo teñí de platino. Me arrestaron por primera vez, me ficharon y me echaron del Ponytail. Fui a la Universidad de Michigan, pero la dejé en 1966. Me uní a un grupo de blues llamado Prime Movers y tocamos en bares de Detroit y Chicago. Me encantaban Butterfield Band, Junior Wells, Buddy Guy, Little Walter y Otis Rush, ¡Wow!

En 1967 me encontré con dos tipos en una esquina, en Michigan, y monté The Stooges. Sólo hacíamos lo nuestro, nadie más hacía lo mismo que nosotros. Tres álbumes fantásticos: en el 69, 70 y el 73. Me volví loco por la vida que llevábamos y la industria me jodió. Me marché a Los Angeles, me perdí y me arrestaron varias veces. Fueron tiempos duros. En el 76 reaparecí con mi primer álbum en solitario, grabado por Bowie. Viví dos años en Europa con Bowie, dos álbumes, ambos fantásticos, y otro en directo no tan bueno.

Me encantó Berlín y odié Los Angeles. Ahora sigo pensando lo mismo. Hubo muchos más discos, quince en total; la mitad buenos, la otra mitad regular. Nueva York, Londres y de vuelta a Nueva York, donde ahora tengo mi cuartel general permanente. También tengo una casa en México, donde puedo escaparme cuando no aguanto más. Amo mi jardín, a mi mujer, a mi perro y a mi gato, pero también amo el ruido, la agresión, a las chicas, a los tíos legales y la música. Bebo cerveza y vino de vez en cuando, odio a las putas de la publicidad, la mala música, a la gente que quiere utilizarme y a los gilipollas presumidos.

Mi ambición es hacer mejor música, vivir en paz y luego morir. Escucha mi jodido disco porque es muy bueno. Cuando actúe cerca de tu ciudad, ven a verme, porque aquello será lo mismo, pero más".


James Newell Osterberg nace el 21 de abril de 1947 en Muskegon, Ann Arbor (Michigan). Declarado admirador de los Beatles y los Rolling Stones. También leía al escritor medieval inglés Geoffrey Chaucer.

Estando en 9: curso de la Junior High School formó junto con Jim McLoughlin el grupo The Megaton Two en 1962, más adelante, otros amigos del barrio se unieron al grupo, el cual cambió al nombre de The Iguanas, después de que James viera una iguana en un cartel publicitario en una revista de la película The night of the Iguana. Era 1963. Tocaban versiones de los Rolling, los Beatles, incluso Ray Charles. Más tarde, hicieron tres canciones propias: Mona, I Don't Know Why y Again and Again. El grupo estaba formado por Iggy, Jim McLoughlin, Nick Kolokhitas, Don Swickerath y Sam Swisher, y se disolvió en 1965. En este grupo, Iggy simplemente tocaba la batería, y de este grupo fue de donde Iggy sacó su apodo. Iggy se convirtió en Iggy Pop a raíz de una anécdota: en su ciudad había un tal Jim Popp, un yonqui con una enfermedad que le hacía perder periódicamente el vello facial. Iggy apareció una vez en el local de ensayo de los Prime Movers (grupo al que Iggy se unió) con las cejas afeitadas, por lo que sus compañeros empezaron a llamarle Iggy Pop en broma.

En 1966 abandonó los Prime Movers y se fue a Chicago con el objetivo de ser batería de blues. Allí se dio cuenta de que no tenía suficiente talento para la batería, pero sí mucha creatividad, así que decidió ser él el que estuviera al frente de una banda. Regresó a Michigan y formó su propio grupo: The Psychedelic Stooges. El nombre fue tomado de la serie de televisión The Three Stooges. Era 1967 y costó casi dos años que naciera el sonido, debido a que ninguno en el grupo sabía tocar decentemente. Al final dieron con la clave: un solo acorde y un ritmo, a los que se unían las distorsiones provocadas por los grandes amplificadores. Según Iggy, fumaban hash, ya que "tenía que doparlos para que tocaran". Su primera actuación fue en Halloween de 1967, en una fiesta privada. Eran tres: Ron Asheton tocaba el bajo, Scott Asheton la batería con un barill de aceite, e Iggy sentado con una guitarra hawaiana con todas las cuerdas colocadas en el mismo acorde. "Sólo un acorde, sólo una nota". Al cabo de unos minutos, la gente comenzó a irse. En marzo de 1968 lo volvieron a intentar, ya con Dave Alexander como bajista y Ron Asheton tocando la guitarra. Iggy apareció con la cara pintada de blanco y un vestido de embarazada. Gustaron a la gente "interesante", decía Iggy.

Y en 1968 fue cuando apareció Danny Fields, buscador de talentos que trabajaba para Elektra, y que más tarde se haría cargo de Ramones. A continuación, la traducción del texto que escribió Danny Fields para la reedición del primer disco de The Stooges:

"Durante el verano de 1968, yo dirigía el departamento publicitario de Elektra Records, un pequeño sello de buen tono que se había hecho importante un año antes gracias al éxito de los Doors, y que estaba ampliando su catálogo de rock con una serie de nuevas y arriesgadas perspectivas.

En aquellos momentos, el área de Detroit-Ann Arbor estaba caliente, llena de talento, y geográfica y culturalmente distaba bastante de Inglaterra y California como para estar protegida de la pretenciosidad que se había ido filtrando en la música de ambos sitios desde el "año dorado" de 1966. La más llamativa de las bandas de Michigan era MC5, el único grupo del mundo que había ido a Chicago para tocar en las festividades celebradas por la Convención Demócrata que nos trajo la presidencia de Richard Nixon. Los MC5 andaban buscando un contrato discográfico, y el fin de semana del 22 de septiembre volé hasta Detroit para encontrarme con ellos y con su brillante mánager, John Sinclair, y para verlos actuar en el Grande Ballroom. Mi trabajo en Elektra no consistía en fichar nuevas bandas, sino en publicitar a artistas ya bajo contrato, pero en aquella época las cosas resultaban más imprecisas, y por entonces mi oreja era como la del hombre que inventó Elektra, Jac Holzman, así que podía ocurrir cualquier cosa. De todos modos, a mí me encantaban MC5, eran rápidos, estrepitosos, coloristas y americanos, y su mánager. De vuelta en Ann Arbor el día después del show en el Grande, me encontraba ocupado diciéndoles cuánto me gustaban cuando el guitarrista Wayne Kramer dijo: "Si te hemos gustado, deberías ver a los Stooges, son como una especie de hermanos pequeños nuestros, y actúan esta noche". De algún modo, Wayne sabía que aunque yo parecía conectar con la energía, el buen rollo y las utópicas ideas políticas de MC5, en mi corazón buscaba algo más primitivo, el verdadero pandemónium, el estruendo infernal. Me guió correctamente. Aquella noche vi el concierto de los Stooges en la Universidad de Michigan, y aquello cambió mi vida.

No podía creer lo que estaba viendo y oyendo, sé que esta frase es un cliché, pero fue real para mí aquella primera noche de otoño de 1968. Nunca había visto a nadie actuar tan increíblemente como Iggy (y esto es cierto hasta el día de hoy), y sobre su música, sólo podía decir: "¡Por fin!" Cuando Iggy salió del escenario fui hacia él, balbuceando sobre la actuación, diciéndole que yo era de Elektra y estaba impaciente por darles un contrato. "Habla con mi mánager", dijo, todavía caminando hacia el vestuario, sin apenas mirarme. Su brusquedad no estaba generada por su cansancio ante la cantidad de ofertas, sino por su descreimiento, nunca habían tenido ninguna y no pensaba que aquella frase fuera real. "Sí, claro, tú eres de Elektra", se dijo a sí mismo (como luego me comentó), "y yo soy Mr. Ed".

Hablé con su mánager, Jimmy Silverman, que era socio de John Sinclair y a la mañana siguiente, telefoneé a Jac Holzman desde Ann Arbor y le dije que había dado un apretón de manos para firmar, no con una, sino con las dos bandas, las cuales, se lo aseguraba, harían historia y un montón de dinero juntas. Pero yo tenía que ofrecerles algo de "Hola, dinero", y necesitaba el consejo de Jac sobre esta materia. Los MC5 firmaron por veinte mil dólares, y los Stooges por cinco mil. Representaba, de lejos, más dinero del que ninguna de las dos bandas había visto nunca.

Lo que ocurrió con MC5 es otra historia muy larga. Los Stooges entraron en el estudio con John Cale y salieron con este álbum. Comercialmente supuso una curiosidad, pero ha influido a innumerables generaciones de músicos y oyentes y, veinte años después, está todavía veinte años por delante de su tiempo. Verdaderamente, es más sorprendente que nunca".


Así fue cómo comenzaron los Stooges, con un disco que se titulaba simplemente The Stooges. Después vendría su segundo disco, Funhouse. Un nuevo miembro se unió al grupo, el saxofonista Steven Mackay.

En 1970, Iggy tuvo a Eric, su hijo fruto de su relación con una joven de Los Angeles llamada Paulette Benson. En 1982 ella le comunica que no puede hacerse cargo del chico, el cual Iggy acoge encantado. En 1970 los miembros del grupo ya empezaron su particular adicción a las drogas.

Sobre el comportamiento de Iggy en el escenario y la relación de éste con las drogas, Iggy comenta:

"No soy famoso por una sola cosa. Para algunas personas es la violencia; para otras, la interpretación; para otras, mi manera de hablar; para otras, la forma de mi cuerpo; para otras, un tipo de música que yo he iniciado; para otras la profundidad de mi voz y a otras personas les gustan mis letras, así que hay muchas facetas en lo que hago. Desde mi primer concierto, tengo una intuición por actuar, interpretar cuando canto una canción, y la manera en que lo hago ha cambiado siempre, se ha desarrollado constantemente. En la primera actuación, como he dicho, ya llevaba una extraña vestimenta, pero no bailaba. Los pantalones se me empezaron a resbalar hacia abajo. Estaban hechos en casa, no llevaban botón y no pude subírmelos La gente encontró eso divertido, pero ni siquiera lo hice intencionadamente En mi segundo show iba descalzo, a pecho descubierto, y también llevaba la cara pintada de blanco. No hubo violencia en ese show. La gente miraba, observaba. Si el hecho de que estuviese colocado o no fuera lo importante de mi comportamiento en el escenario, ?cuántas personas estarían haciendo lo mismo que yo hacía? Si pudieras hacerte rico drogándote y saliendo al escenario, cada jodido crío lo haría. Eso es todo lo que tengo que decir al respecto".

El acelerado ritmo de vida de la banda pasa factura a finales de año. Todos los miembros del grupo excepto Ron, se han convertido en heroinómanos. Las tensiones se acrecentan cuando Danny Fields abandona Elektra para marcharse a RCA y recomienda al grupo hacer lo mismo. Sin embargo, dado el grado de intoxicación de los miembros del grupo, Fields termina por rectificar su decisión y da a la banda por desaparecida. Su salvación se produce de manos de David Bowie. Iste pone al grupo en contacto con su mánager, Tom DeFries y la agencia MainMan Management, que le propone reformar al grupo. De ahí se van a Londres.

Así, en abril de 1973 aparece Raw Power, remezclado por David Bowie. En teoría, éste era el primero de los dos álbumes que el grupo tenía que realizar para CBS, según el contrato. Pero nunca llegó a realizarse un segundo álbum. Los efectos de las drogas, el talante provocador de Iggy en el escenario y las reacciones del público, hacen que cada concierto pueda ser el último, con Iggy autolesionándose el cuerpo con cristales rotos, lanzándose contra el suelo y protagonizando mil locuras más. Los problemas con la heroína no disminuían, y se conviertieron en el motivo de que DeFries terminara despidiendo a James Williamson (guitarrista del grupo) en febrero de 1974. El siguiente paso consistió en el abandono de MainMan por parte del grupo y la disolución definitiva de la banda.

Disuelto el grupo, Iggy se trasladó a Los Angeles. Vivió durante una temporada en casa de James Williamson y a punto estuvo de grabar un disco con Ray Manzarek, ex-teclista de los Doors. Pero esto no llegó a producirse, debido a la espiral de alcohol y drogas en que Iggy seguía metido. Durante todo ese año, se dedicó a deambular patéticamente por la ciudad. Una noche apareció en una discoteca de Sunset Boulevard, Hollywood, y se puso a improvisar una obra de su propia creación titulada Murder of the Virgin. Se cortó el pecho con un cuchillo en un estado de locura tal que algunos le dieron definitivamente en el sentido artístico.

En marzo del 75, registra 9 canciones junto a James Williamson bajo el auspicio económico del periodista Bob Edmonds y el compositor Jim Webb. El resultado de estas sesiones sería "Kill City", un disco gestado mientras Iggy se encontraba hospitalizado voluntariamente para seguir una cura de desintoxicación. Mientras estaba ingresado, sólo David Bowie iba a visitarle, y cuando salía los fines de semana, aprovechaba para incorporarse a las grabaciones.

Iggy pasó 1976 vegetando, acompañando a Bowie en su gira de presentación de Station to Station y metiéndose con él en algunos líos, como una detención por drogas en su hotel de Rochester, N.Y. Cuando el Duque Blanco terminó la gira, se puso manos a la obra en su segunda rehabilitación de Iggy, que tuvo lugar en 1977. Justo cuando ya algunas bandas de ambos lados del atlántico empezaban a reivindicar a los Stooges a través de actitudes similares (punk rock) o versiones de sus canciones, Iggy reapareció en solitario con un contrato de RCA, Bowie como productor y co-autor del disco y una banda nueva, entre la que destacaba el propio David Bowie a los teclados.

El disco en cuestión se tituló The Idiot. Contenía, entre otras, la canción China Girl, que, curiosamente, tuvo más éxito cuando años después, la cantaba David Bowie. Sobre las letras del disco, Iggy dice: "Contribuí en las letras, que tenían calidad suficiente para justificar la existencia y la atmósfera de estas canciones, porque sin unas letras extrañas no puedes obtener una música extraña. Diga lo que diga Paul McCartney, esa es la razón por la que su música suena como suena: "Obladi Oblada". Lo siento. Una vez tuve esa discusión con Paul. "Las letras no tienen importancia" decía él, pero las letras sí son importantes. Eso aporté al disco, y también una cierta profundidad de mi voz". En las actuaciones de la gira del disco, el público se preguntaba si de verdad era David Bowie el que se sentaba al teclado, o alguien que se le parecía mucho. En el panorama musical, Iggy había renacido, y se empezó a reivindicar su figura, como la del padrino del punk, el movimiento que rompía moldes entonces. No tardó en hacerse un hueco entre las nuevas bandas de moda, entre las que se encontraba Blondie, los cuales fueron teloneros de Iggy en la gira.

Terminada la gira, Iggy y Bowie, se tomaron unas cortas vacaciones en Japón y grabaron en Berlín las canciones de Lust for Life, el siguiente disco de Iggy Pop. Realizado en tiempo record, la gira no contó con David Bowie, no hacía falta. De éste y su anterior disco, se extrajo el contenido del tercer disco de Iggy con RCA: TV Eye Live.

En 1978 finalizó el contrato de Iggy con RCA, y fue fichado por Arista, con la cual lanzó su siguiente álbum: New Values. La gira de este disco tuvo algunas problemas como cancelaciones de algunas fechas, debido a la presencia de Glen Matlock (ex-Sex Pistols) al bajo.

Finalizada la gira, comenzó a realizar su siguiente trabajo: Soldier, en el que volvió a contar con Williamson de productor, y reapareció Bowie, con el que escribió la canción Play it Safe e incluyó a sus amigos Simple Minds haciendo coros en esa misma canción.

El último disco que Iggy realizó para Arista fue Party. Arista no renovó el contrato, ya que, aunque tenían a una estrella dentro del rock, no era una garantía de rentabilidad, por lo que le exigieron que fuera más comercial. Se salieron con la suya y Bang Bang, una de las canciones del disco, se convirtió en un hit menor en el circuito de discotecas.

En 1982 y sin contrato, Iggy escribió I Need More, un libro autobiográfico lleno de anécdotas y escrito en colaboración con la periodista Anne Wehrer. Durante ese mismo año, empezó a preparar el que sería su siguiente disco: Zombie Birdhouse, en el sello independiente Animal Records. En la gira de este disco fue cuando conoció a su esposa hasta hace poco, la japonesa Suchi.

Entre 1983 y 1986 no grabó ningún disco, tan sólo hizo alguna colaboración como la composición de Repo Man, una canción para la película del mismo nombre, y que escribió junto a Steve Jones, ex guitarrista de los Sex Pistols. Gracias a Steve, Iggy empezó a pensar en serio en abandonar su adicción a las drogas. Consiguió independencia económica por fin, debido al éxito de la versión de China Girl, que Bowie incluyó en su disco Let's Dance y que fue un nuevo éxito a nivel mundial: de nuevo Bowie volvió a ser su salvador. En 1985, después de algunos escarceos cinematográficos y televisivos, decide regresar con un disco propio. Está limpio de drogas, lleva un año casado y tiene cerca a su hijo Eric. Además, tiene en Steve Jones el colaborador adecuado. Todo ello sin olvidar a Bowie, cuya figura sigue planeando cerca y será clave de nuevo en el futuro de Iggy: su presencia en la producción del regreso de la Iguana: Blah, Blah, Blah. Bowie ayuda bastante a que A&M se decida a fichar a Iggy.

De este disco, Iggy dice: "Tenía que grabar un disco comercial en aquella época. Era necesario tener un disco que atrajera la atención de la industria discográfica o me habrían dejado definitivamente fuera de juego. Yo ya no era joven, ya no tenía la edad en que la gente te presta atención por hacer tan sólo un proyecto extraño o llamativo. Si no hubiera hecho en ese momento un producto de consumo masivo, algo que mucha gente pudiera aceptar, nunca más habría vuelto a tener la posibilidad de grabar un disco. Apareció en 1986, en 1994 todavía suena y se vende, lo cual dice bastante de la calidad del disco. Si la música se vende al cabo de mucho tiempo, eso quiere decir algo, porque al no haber ninguna emisora que diga: "compre ese disco", la única razón por la que la gente decide comprarlo es porque les gusta". En este disco, se encontraba el mayor éxito en la carrera de Iggy hasta la fecha: Real Wild Child, una versión del rocker australiano de los 50 Johnny O'Keefe. Llegó a estar en el Top 10 de las listas.

Después del éxito de Blah, Blah, Blah, Iggy grabó, también con A&M, su siguiente trabajo: Instinct, un disco mucho más duro que el anterior. Después de este disco, el contrato con A&M no se renovó, los admiradores de Iggy querían algo más y por fin, en 1990, llegó la consagración de Iggy Pop... firmó un contrato con Virgin y realizó Brick by Brick, un maravilloso disco en el cual se encuentra el éxito definitivo de Iggy Pop: Candy, cantado a dúo con Kate Pierson, de The B-52's. El disco fue producido por Iggy Pop y en él colaboraron Eric, el propio hijo de Iggy, y los miembros de Guns N'Roses, Slash y Duff McKagan. Incluso su esposa aparece en el cuadernillo del álbum: "Production Coordinator: Suchi Asano Osterberg".

El productor Don Was quería que las canciones del disco estuvieran hechas en directo, excepto "Candy", ya que según él, ésta tenía mucho potencial comercial. Le dijo: "Haremos todas las demás en directo, pero en Candy utilizaremos el secuenciador, ¿sabes? Como en ZZ Top o Stevie Wonder. Enciendes este aparato e impresionas a todo el mundo. Du-ba-du-ba-du-ba-du-ba... como Billy Idol. Te produce una erección instantánea". Iggy dice al respecto: "Es una erección mecánica, eso es lo que es. El único problema es que te dura unos dos años más o menos y, una vez que el público descubre que en cada disco se produce la misma erección, se da cuenta de que no experimenta una verdadera erección y no quiere follarte. Entonces consigues lo que Billy Idol y ZZ Top tienen. Sacas otro álbum con el mismo du-ba-du-ba... Eso no es rock. Es aburrido. Was quería utilizar este método con Candy y dijo "Este será tu hit. Si haces esta canción con el secuenciador venderás millones de discos". Yo le contesté: "no, no lo haré", y se echó a llorar. Así que grabamos esta canción también en directo".

Tres años después, en 1993, Iggy reaparece con American Caesar, un disco en el que aparecen pocos invitados espectaculares. A destacar Beside You, una preciosa canción cantada a dúo con Lisa Germano, y compuesta por Iggy y Steve Jones. Preguntado Iggy sobre el por qué incluyó una versión de Louie Louie, Iggy responde: "Porque la compañía de discos escuchó el disco y dijo: "Esto es un jodido disco artístico. No hay hits en tu jodido disco. Vuelve al estudio". Ellos tenían todas esas ideas, canciones completamente pavas de gente como Leonard Cohen. Todas sus sugerencias eran versiones de baladas románticas. Yo dije, "Hey, esperad un momento, y volví con una alternativa. Tenía mi propia balada, una que había hecho con Steve Jones y nunca había grabado, Beside You. Cuando íbamos hacia el estudio a grabar pensé, "¿Sabéis? Si esta va a ser una sesión cool, hagámosla más divertida." Fue como una broma grabar Louie Louie, ya que después de todo, es la canción comercial definitiva. No hay otra canción que la gente conozca más que "Louie Louie". Además, a mí me gustaba tocarla en directo y a mucha gente también. Es mi segunda letra para "Louie Louie", porque también tengo la que aparece en Metallic K.O., donde canto una versión pornográfica. En esta nueva versión, hice la letra política.

En 1996, aparece Naughty Little Doggie, un disco que tuvo muy poca repercusión a pesar de ser un buen disco.

Por último, en 1999, Iggy publica su cuarto disco bajo el sello Virgin (nunca antes una compañía discográfica lo había mantenido tanto tiempo), llamado Avenue B. Un trabajo definido como autobiográfico, y sobre todo, un magnífico disco, aunque en general con canciones más lentas. El único punto negativo, quizás, es la canción Español, cantada, como su propio nombre indica, en español... o eso pretende, ya que el resultado recuerda a las canciones que los Pixies realizaban en el mismo idioma.

Extractos sacados del libro Iggy Pop: Barcelona Connection

A propósito de Etta James (1938-2012)
Zona TV
Iggy Pop (37 vídeos)
Compartir
facebooktwitteremail
Promoción | Publicidad | Más Servicios...AudioKat · RDG, 2002-2022 · (CC)
102.836.390 visitas
Webs Amigas | Somos | Contacto...