AudioKat utiliza cookies propias y de terceros por tres motivos principales: mejorar su expericencia como usuario, realizar estadística de acceso a este sitio web y gestionar la publicidad. Las cookies son pequeños archivos de texto que se almacenan en su navegador y facilitan la interactividad con los distintos sitios web que visita. Si pulsa en 'Aceptar' entenderemos que ya ha sido informado y dejaremos de mostrarle este mensaje de advertencia.

Aceptar

AudioKat. Logo
                     
Los conciertos de AudioKat…
Artista DestaKado
El Flecha Negra —> DestaKado en AudioKat...
Zona TV de El Flecha Negra...
El Flecha Negra
DestaKadosConciertosNoticiasZona TV+ RecursosInicio

The Kinks, la consagración de unos outsiders de lujo, ampliar
Dr. Feelgood, influyentes e incendiarios como pocos
Los sesenta años de trayectoria de Roberto Roena
Almas rebeldes, levántense! Che Sudaka
La agenda de conciertos de AudioKat…
Malabriega, rock de la tierra desde Sevilla
Van Morrison, hiperactivo a sus 73 gloriosos años
Noticias
The Kinks, la consagración de unos outsiders de lujo
jueves, 16 de agosto de 2018
The Kinks, la consagración de unos outsiders de lujo...
Los Kinks son una banda londinense cuya mítica discografía es reverenciada por una gran cantidad de admiradores a lo largo del globo terráqueo. La archiconocida y peculiar relación entre los hermanos Davies dinamitó la existencia del grupo después de una conflictiva y dilatada trayectoria de décadas plagada de choques, desplantes y peleas.
El ego desmesurado y descontrolado del hermano mayor, en permanente lucha con sus fantasmas personales frente a los líos del pequeño, Dave the Rave, y su desenfreno constante, buscando afirmarse y al mismo tiempo, despegarse del estrecho marcaje de Ray.

Los Kinks nunca llegaron a alcanzar el reconocimiento masivo que sí obtuvieron Beatles y Rolling Stones y Who, tal vez en un peldaño inferior de la escalera. Nunca les hizo falta. La aureola de autenticidad y originalidad que les avalaba era más que  sufi-
The Kinks, foto 1...
ciente para su nada desdeñable masa de seguidores, situación ésta que les hacía sentirse más especiales si cabe. Aunque ciertamente Ray sabía que merecían mucho más.

Cuando en los 70/80 intentaron el relanzamiento de su carrera en Estados Unidos, relativamente estancada, se dieron cuenta de lo difícil que es la escena musical americana, y si es cierto que tuvieron un gran éxito por donde quiera que tocaran, esta fue una espina clavada en el cerebro del enigmático Ray Davies hasta que finalmente pudo salirse con la suya.

Una vez disuelta la banda, Dave siguió con sus trabajos en solitario, con mayor o menor repercusión, mientras Ray, más sofisticado, recurrió a formatos distintos para dar a conocer su nueva obra y continuar reivindicando asimismo el legado de los Kinks. Inolvidable para mí fue su actuación en el Pabellón de Congresos de Madrid, en  enero  de
The Kinks, foto 2... 2000, en formato Storyteller, en la que de manera íntima y agridulce, hizo un repaso de la carrera de la banda de Muswell Hill, explicando la razón de determinadas canciones, Sunny Afternoon, Dead End Street, Come Dancing... o dramatizando otras, y aludiendo a la convivencia siempre compleja con su hermano Dave. Impagable espectáculo.

Se ha estado hablando a lo largo de los años de una hipotética reunión de los Kinks con más o menos intensidad, posibilidad lastrada por el nulo trato entre los hermanos Davies. Además, con el tiempo, asistimos a declara- ciones cada vez más numerosas de  diferentes
personalidades del mundo de la música reivindicando su legado como una de las bandas con más personalidad de la historia. Psicodélicos, Mods, Powerpoperos y hasta los mismísimos Punks, todos les deben pleitesía y su legión de fans es cada día más numerosa.

Hace poco la Reina de Inglaterra ha nombrado Sir a Ray Davies, importante reconocimiento a su labor como divulgador de la cultura británica por el mundo. Además, con el lanzamiento de Americana I y II, en compañía de los enormes Jayhawks, ha encontrado el espaldarazo que necesitaba para su carrera individual de manera masiva y de rebote, ha servido para relanzar exitosamente la carrera de los Kinks en USA, hasta entonces territorio comanche para los ingleses. Se trata del reconocimiento, afortunadamente en vida de casi todos sus miembros, de un repertorio original, inclasificable y mágico para sus seguidores.

Como remate, parece que la maltrecha relación entre los Davies atraviesa un momento dulce después de tantos sinsabores, y esto ha hecho que Ray haya hablado sobre una más que posible reunión de los Kinks, que ha despertado la ilusión entre sus irreductibles y el público en general. Ojalá esto sea así. Me alegro de que esta situación en conjunto contribuya a que la banda por fin ocupe el lugar que realmente merece, aunque es imposible evitar esa sensación de sentirte especial escuchando cualquier joya de su extensa discografía. Los que idolatramos a los Kinks saben de qué hablo.

God Save The Kinks!!!
The Kinks, foto 3...
The Kinks - Time Song (previously unreleased)
 Carlos Gerona
Promoción | Publicidad | Más Servicios...AudioKat · RDG, 2002-2018 · (CC)
82.594.221 visitas
Webs Amigas | Somos | Contacto...